D. José Entrecanales Ibarra

D. José Entrecanales Ibarra2018-11-30T12:38:09+00:00

Actividad Docente

Desde su fundación hasta el año 1957, la Escuela Especial de Ingenieros de Caminos seguía el modelo francés de enseñanza al servicio de la Administración. Era un centro para la formación de funcionarios del Ministerio de Fomento. La llegada de Vicente Machimbarrena a la dirección de la Escuela representó un cambio en su orientación docente, en la que, sin abandonar la formación básica y fundamental, se reforzaron los contenidos en materias prácticas y humanísticas. En particular, se incorporaron al cuerpo de profesores a prestigiosos ingenieros sobresalientes en su actividad profesional y empresarial. Uno de estos profesores era José Eugenio Ribera.

José Entrecanales siguió también en esto los pasos de su maestro. Cinco años después de su licenciatura, volvió a la Escuela de Ingenieros de Caminos como profesor auxiliar en la asignatura de Puertos, pasando posteriormente a formar parte de la Cátedra de Cimientos y Puentes de Fábrica, regida por José Eugenio Ribera. A la jubilación de Ribera en 1931, José Entrecanales es nombrado titular de dicha cátedra.

Durante 26 años, sus clases sobre Geotecnia, Cimientos y Puentes de Fábrica fueron famosas en las aulas de la Escuela de Caminos del madrileño Cerrillo de San Blas. Sus conocimientos en la materia supusieron la incorporación de España a las más modernas teorías de la Ingeniería del Terreno, lo cual le sitúan como el introductor de la Geotecnia en nuestro país.

Las nuevas doctrinas de autores suecos y austriacos, o las tesis de Terzaghi, publicadas tan sólo cuatro años antes, fueron introducidas por Entrecanales en su programa docente, dando pie con ello a la formación de la potente escuela española en la disciplina de Mecánica del Suelo. A falta de literatura española sobre el tema, redactó y publicó, con la inestimable ayuda de su adjunto Carlos Lorente de No, una extensa colección de Apuntes de Cátedra sobre ingeniería del terreno que aún hoy, cincuenta años después, constituyen unos interesantes textos de consulta para los Ingenieros de Caminos.

En 1957 abandona la docencia por voluntad propia, al estar en desacuerdo con ciertos contenidos de la nueva Ley de Reforma de las Enseñanzas Técnicas, volviendo a dedicarse por entero a su actividad empresarial.

En reconocimiento a su labor, fue nombrado Profesor Honorario y siempre añoró sus años de dedicación a la Escuela. Como él mismo comentó al recibir la Medalla de Colegiado de Honor del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, en mayo de 1983, al abandonar la Escuela “volví a mi proceder de siempre, seguir estudiando y trabajando; pero me di cuenta de que se me había acabado una etapa muy importante de mi vida, es decir, que me había dejado en mi contacto con la Escuela toda mi juventud.”

Su cariño por la enseñanza permaneció tras su jubilación. Dotó a la Escuela con un Premio a la Mejor Tesis Doctoral de temas relacionados con la Geotecnia, los Cimientos y los Puentes de Fábrica, así como becas para los doctorandos que se propusiesen desarrollar sus tesis sobre estas materias. Esta dotación económica ha dado origen a la Fundación que lleva su nombre. José Entrecanales nunca abandonó su interés por la Geotecnia y asistió asiduamente a los congresos internacionales sobre Mecánica del Suelo e Ingeniería del Terreno. En particular, tras el congreso celebrado en Rotterdam  en 1948 funda, con José Luis Escario, la Sociedad Española de Mecánica del Suelo y de las Rocas.

En reconocimiento a sus estudios, trabajos profesionales, actividad docente y empresarial, le fueron concedidas las Grandes Cruces de Alfonso X el Sabio y la de Mérito Civil.

Actividad Empresarial

En 1928, José Entrecanales se asocia con Manuel Távora Barrera para colaborar en la construcción del Puente de San Telmo, en Sevilla.

El buen entendimiento entre D. José y D. Manuel culmina cuando realizan los depósitos de petróleo del Puerto de Pasajes, así como varias obras en el Dique de Ntra. Sra. del Rosario en Cádiz. Por ello, el 11 de marzo de 1931, constituyen en Madrid la empresa constructora Entrecanales y Távora, S.A. (que dirigieron conjuntamente hasta la muerte de Manuel Távora en diciembre de 1940). La sociedad creada por José Entrecanales se constituyó como una empresa ejecutora de obras y proyectos, ofreciendo a sus clientes un amplio servicio apoyado en nuevas tecnologías y basado en la calidad.

En este sentido, inculcó siempre a sus alumnos, e hizo extensivo a su empresa, la devoción por la “excelencia técnica”. Consideraba  que el secreto primordial de la competitividad radica en dicha excelencia ya que, de conseguirse, casi todo lo demás se daba por añadidura. Entrecanales también promulgó y llevó a efecto en su empresa, la formación continuada de los técnicos, hasta tal punto que los propios ingenieros, jóvenes jefes de obra, recibían continuamente notas y extractos de revistas y libros técnicos, enviados directamente por el propio gerente haciendo referencia a aclaraciones sobre las obras que estaban realizando en ese momento.

In 2006 – that is, 75 years after its foundation, and after its 1997 merger with Cubiertas y MZOV – Entrecanales y Távora, S.A. continues growing under the name of ACCIONA.

Actividad Profesional

Terminado el período estudiantil, José Entrecanales comienza su andadura profesional como funcionario en su Bilbao natal, incorporándose a la Junta de Obras del Puerto bilbaíno, donde lleva a cabo la construcción del rompeolas y el acceso del ferrocarril de Portugalete a Santurce.

Sin embargo, la trayectoria de Entrecanales en el sector público fue breve, ya que en 1926 pasa definitivamente al ámbito privado de la mano de José Eugenio Ribera, quien le nombra Jefe de la Oficina Técnica de la sociedad Construcciones Hidráulicas y Civiles (Hidrocivil), en la que coincide con el ingeniero Eduardo Torroja Miret.

José Eugenio Ribera, introductor del hormigón armado en España, tuvo una especial relevancia en la pionera andadura empresarial del primer tercio del siglo, demostrando que el trabajo en la empresa privada podía ser tan valioso y honesto como en la Administración Pública y poniendo las bases para el futuro desarrollo de las grandes empresas constructoras en nuestro país. Maestro y padrino de Entrecanales, sus enseñanzas influyeron, evidentemente, en la mentalidad y en la formación de su discípulo, y marcarían su forma de entender la actividad empresarial a lo largo de toda su vida.

Sin embargo, José Entrecanales no dejó de desarrollar actividades para la Administración. En 1929 es nombrado miembro de la Comisión Mixta de Marina y Obras Públicas para el Estudio de los Proyectos de Situación de los Nuevos Puertos Pesqueros en España, y en 1937, el Ayuntamiento de Bilbao le nombra Ingeniero Director de la Oficina Municipal de Reconstrucción de los Puentes de la capital vizcaína, destruidos en la Guerra Civil, cargo que ocupó durante dos años.

Así mismo, publicó numerosos artículos técnicos y reportajes como miembro activo de la Asociación Permanente de Congresos de Navegación, cargo que ocupó hasta su muerte.